Sos el visitante 1075

Medicina Tibetana

Historia

Mi maestro, el Dr. Mario Fiore, aprendió esta técnica de praxis manual no invasiva con el lama tibetano Saaruma. Práctica que se ejercia en algunos monasterios del Tibet y que desde tiempos inmemoriales se transmitía de maestro a discípulo.

Durante 5 años fui discípula del Dr. Fiore, viéndole sus manos y su práctica, hasta que me dijo que ya estaba lista para transmitir la técnica y todos los beneficios que ella conlleva.

Conceptos clave

Es una terapia no invasiva, suave, que evita las cirugías , al la vez que mejora la calidad de vida del paciente.

Al alinear la columna, y elongarla, se desbloquean zonas que producen falta de fuerza y presencia de dolores.

Podemos solucionar cervicobraquialgias, migrañas, gonalgias, espolón calcáneo, asma y muchas otras patologias trabajando las vías reflejas.

Mi práctica complementa esta técnica con acupuntura ya que acelera los procesos."

Mediante el desplazamiento vertebral, a medida que avanza el tratamiento, el paciente deja de sentir dolor, pues las vertebras han vuelto a su lugar.

Un medico con experiencia desarrolla la quirotesia, que significa que las manos van solas al lugar a tratar.

Bases filosóficas de mi trabajo

Desde el punto de vista de las filosofías y medicinas cosmocéntricas, todos los fenómenos de la existencia se componen de cinco elementos: Madera (Aire Yang), fuego, tierra, metal (Aire Inn) y agua. El medio ambiente externo se compone de ellos, así como nuestro cuerpo y las cualidades de nuestra mente. Los elementos son cualidades energéticas particulares que, en sus estados más densos, también asumen sus formas conocidas. El viento tiene la cualidad de movimiento. El fuego tiene la cualidad de calor y de transformación. El agua tiene la cualidad de fluidez y cohesión. La tierra tiene la cualidad de solidez y estabilidad. Y el metal (pulmón) gobierna las relaciones entre el interior y el exterior, marcando los límites y protegiendo las fronteras

Hay una íntima conexión entre los fenómenos de la naturaleza y lo que ocurre dinámicamente en nuestro cuerpo. Macro y micro cosmos, base doctrinaria de la medicina tradicional china. Por otro lado, mi práctica se propone en trazar puentes entre ella y la homeopatía.

Puentes posibles, pues los seres vivos y el universo son una unidad regida por dos fuerzas opuestas y complementarias entre sí que condicionan la cualidad y morfología de las cosas: el ying y el yang. Ambos principios crecen y decrecen representando un movimiento de flujo y reflujo que se manifiesta en absolutamente todos los procesos de la naturaleza.

Estos conocimientos aportan una gran ayuda al homeópata, a la hora de discernir la naturaleza de la sustancia a elegir en cada caso.

El remedio mejor elegido será aquel que coincida con la naturaleza del paciente. Este concepto planteado por el mismo Hahnemann es muchas veces dejado de lado, olvidado en el afán de prescribir rápidamente un remedio. Desconocer la naturaleza es desconocer la esencia, que es desconocer lo que cada individuo debe confrontarse y con lo que el médico debiera ayudar a su paciente a contactarse, y a partir de allí trabajar consigo mismo con lo que cuenta, con su propia arcilla, y no con un modelo prefabricado.

Medicina tibetana no tradicional

Conoce el Método Columna Vitae por el Dr. Carlos Mario Fiore

En lo teórico, Columna Vitae se enmarca dentro de las terapias manuales. Su rasgo distintivo es el reconocimiento de las vías reflejas paravertebrales y su papel en la salud y la enfermedad del ser humano[…]