Sos el visitante 1073

Homeopatia Unicista

Historia

A finales del siglo XIX, en Alemania, el Dr. Christian Friedrich Samuel Hanhemann (1755-1843) instituye la homeopatía.

La homeopatía es un método terapéutico que se basa en la ley de similitud o de los semejantes, la cual afirma que una sustancia que provoca determinados síntomas en una persona sana, en pequeñas cantidades, es capaz de curar los mismos síntomas o semejantes en una persona enferma.

En homeopatia no hay enfermedades sino enfermos , y la enfermedad se puede explicar como el ascenso del reino vegetal, mineral o animal al hombre .

La homeopatia cura al enfermo en la enfermedad y no a la enfermedad en el enfermo.

Beneficios

Los medicamentos homeopáticos son derivados del reino vegetal, mineral, animal, u orgánicos.

Los medicamentos homeopáticos son elaborados mediante diluciones, de manera que la sustancia que produce los efectos de la enfermedad queda reducida.

Trata las problematicas de forma holística, no apuntando únicamente a resolver un sintoma particular.

La homeopatía cura enfermedades agudas y crónicas.

El tratamiento homeopático evita el consumo de fármacos químicos, y genera que el propio organismo funcione sin ayuda de sustancia externas

Produce mejoría en el sueño, en el estado general y en la totalidad fisiológica del organismo, junto con la cual deviene la mejoría del cuadro clínico

¿Cómo funciona?

La enfermedad es un desequilibrio de la energía vital, manifestada por síntomas psíquicos como: insomnio, depresión, fobias, histeria, síntomas psiquiátricos, y físicos como fiebre, infecciones, enfermedades de diversos órganos, además de piel, mucosas, etc

Como dijimos anteriormente, los remedios homeopáticos son productos derivados del reino vegetal, mineral o animal. La enfermedad se podría definir como la ascensión al hombre del reino vegetal, mineral, animal, y productos derivados de la patología, generando una sintomatología nueva que podríamos llamar “el no ser”. Con la curación, el paciente se encuentra con su ser libre de enfermedad, y esta sustancia ascendida, retorna a su origen.